DERMATITIS DEL PAÑAL

¿Has oído hablar de la dermatitis de pañal ? comúnmente  “culito rojo del bebé”, se da muy frecuentemente en los bebés y  puede manifestarse más o menos intensamente.

¿Qué es la dermatitis del pañal?

Es una inflamación y enrojecimiento que afecta a aquellas partes del cuerpo que permanecen cubiertas por el pañal. El concepto de dermatitis del pañal engloba las inflamaciones e irritaciones cutáneas de dicha zona.

La dermatitis del pañal se manifiesta con picor y escozor de intensidad variable. Puede aparecer como un enrojecimiento discreto en su forma más leve, aunque también puede presentarse como una intensa irritación de la piel, con focos escamosos o hasta levemente sangrantes.

Causas de la dermatitis del pañal

Los factores que provocan el enrojecimiento son diversos y se pueden combinar varios de ellos. Sobre todo es el contacto directo entre la piel y la orina y/o las heces.

  • La falta de aireación, el contacto directo con las heces y la orina y el rozamiento de las heces con la piel, al ir la zona cubierta con el pañal , la fricción y el tiempo de contacto directo entre la piel y el pañal sucio provoca un aumento de la humedad y la temperatura produce una alteración del pH de la piel que ocasiona la destrucción de las defensas naturales de la misma..
  • Además podría tratarse de la presencia de residuos del jabón o detergentes en la propia zona afectada.
  • También es posible que se produzca una dermatitis por el uso de jabones demasiado agresivos para la piel del bebé, por ello se recomienda emplear jabones para pieles sensibles.

Son frecuentes procesos de dermatitis ante diarreas con heces muy líquidas, o en la dentición, periodo durante el cual, el ph de las heces es más ácido e irrita la piel.

Cuando la alimentación se hace variada, la irritación la pueden provocar determinados componentes de los alimentos que ahora se encuentran en las heces y antes no existían.

Las bacterias pueden provocar una infección que forma unas pústulas en la zona del pañal por las que fluye un líquido amarillento.

Y, sobre todo, los hongos pueden complicar o ser los responsables de una dermatitis del pañal. Son indicadores de una higiene deficiente, ya que los hongos viven en aquellas condiciones ideales que les permiten crecer.

 

Prevención de la dermatitis del pañal

Con éstos sencillos consejos te va a resultar fácil prevenir la irritación e inflamación de la zona del pañal,  consisten básicamente en mantener dicha zona lo más seca y limpia posible.

  • Aumentar la frecuencia de los cambios de pañal, sobretodo si el bebé está babeando mucho o bien tiene diarrea. Si por la noche se despierta a comer aprovecha ese momento para el cambio de pañal.

Muchas veces nos obsesionamos con encontrar el pañal más absorbente, pero la clave también está en no dejar un pañal sucio demasiado tiempo en contacto con la piel.

Presta atención a las marcas de los pañales, no todos son iguales, su capacidad de absorción y los materiales con los que se fabrican varían y puede ser que si las irritaciones del culete del bebé son muy frecuentes, no sea el pañal más adecuado para él.

  • Lavar sólo con agua, o con un jabón adecuado y específico para bebés, suavemente, sin olvidar los pliegues. Hay que asegurarse de que no quedan restos de jabón, y no abusar de la frecuencia de lavados con jabón que podrían debilitar la barrera de protección natural que recubre la piel (un lavado con jabón al día es suficiente), el resto de cambios de pañal con esponja húmeda.
  • Evita el uso de toallitas que contengan alcohol y/o perfumes, pueden escocer e irritar el culete aún más.
  • Secar bien la zona una vez finalizado el lavado.
  • Procurar que el bebé pase un rato cada día sin pañales, con la zona al aire.
  • Emplea cremas protectoras específicas para bebés en cada cambio de pañal, éstas previenen creando una capa protectora sobre la piel y así actúan de barrera entre la piel y los factores irritantes (heces y orina).

 

Tratamiento

  1. Seguir las pautas de higiene indicadas para la prevención. (secar con mucho cuidado)
  2. Aplicar CREMAT pomada en la zona de la dermatitis del pañal en cambios de pañal alternos, calma el escozor, suaviza y protege la piel del culete, notando bienestar y alivio rápidamente. El resto de cambios de pañal usar una pomada protectora que usas diariamente para proteger la zona.

Si sospechas que se trata de una dermatitis provocada por hongos, hay que acudir al pediatra, que nos recetará una pomada específica para hongos y tendremos que aplicarla regularmente durante el tiempo que nos indique. Además deberás desinfectar la esponja que estabas utilizando con agua caliente y legía, enjuagándola muy bien para que no queden residuos del producto.

El talco y cualquier polvo puede complicar la curación de una zona de piel erosionada. Tampoco debes emplear pomadas con antibióticos, antifúngicos o corticoides si no las manda el pediatra.