PIEL SENSIBLE O REACTIVA


0% Conservantes
0% Colorantes
0% Perfumes

La piel posee una barrera protectora natural que impide que las bacterias y sustancias nocivas penetren en el cuerpo, al mismo tiempo que limita la pérdida de agua y previene la deshidratación. Este proceso mantiene la piel sana e hidratada preservando su elasticidad y firmeza.
No obstante, factores externos como el clima y factores internos como el estrés pueden socavar este proceso debilitando las defensas naturales de la piel y haciendo que ésta se perciba áspera y seca.
Seguidamente estímulos externos pueden exacerbar la situación haciendo que la piel llegue a inflamarse.
Por todo ello, la piel presenta signos visibles como enrojecimiento, descamación, hinchazón o aspereza y signos sensitivos como picor, escozor o tirantez.

La pomada Cremat es el remedio natural que le va a paliar éstas molestias, reparando e hidratando la piel, y devolviéndole la textura y la elasticidad que presentaba antes de sufrir éstas alteraciones.