Responsabilidad Social

Cremat Pomada nació con la premisa de crear una cosmética 100% natural desde el respeto máximo por la naturaleza y por el ser humano. Por ello, hoy, casi 100 años después, su sede sigue estando en Castellón, a los pies del X, en la misma masía en la que Sra. Juana, fundadora de Cremat, se inició como Maestra Perfumista.

Actualmente existe todo un Mundo Alqvimia que responde a diferentes inquietudes que dan sentido a su existencia, el respeto absoluto por la feminidad, el amor por el trabajo bien hecho, la apuesta por una economía humanizada, el uso de materias primas ecológicas y 100% naturales, la búsqueda de la excelencia y la máxima calidad y la constante innovación que nos permiten seguir siendo líderes en Alta Cosmética 100% Natural.

UNA NUEVA ECONOMÍA, ES POSIBLE

ALQVIMIA desde sus inicios fue pionera en lo que ahora llamamos RSC (Responsabilidad Social Corporativa) creando un concepto nuevo; la Economía Humanizada. Una economía inspirada en valores éticos y morales como son la justicia, la equidad, el comercio justo, la solidaridad, la cooperación, el bien social… una economía que respete la dignidad de las personas y que se presente al servicio del ser humano para conseguir un mundo mejor, un mundo más justo.

Bajo estos valores producimos sin contaminar, utilizamos envases y materiales reciclables, fabricamos en nuestro país de origen ayudando a mejorar las economías locales y respetamos fielmente los procesos de obtención de nuestras materias primas, creando productos cosméticos 100% naturales que benefician la salud y la belleza.