1750

Nuestra Historia

Una historia con el alma

2021

0
Años
0
Meses
0
Días

Cremat pomada es un producto que en una única formulación tiene múltiples propiedades y beneficios.

Te contamos como ha llegado su fórmula original prácticamente intacta, transmitida de generación en generación, hasta nuestros días.

“Nuestra misión siempre ha sido ayudar a las personas a aliviar y reparar la piel  fabricando y poniendo a su disposición un remedio natural centenario fruto de la sabiduría popular.”

¿Cómo comenzó?

Hablamos de 271 años de Historia.

Nos remontamos al año 1750, gracias a la sabiduría popular de aquellas generaciones, numerosas personas se fueron beneficiando de este remedio natural muy conocido entre los vecinos del pueblo de Vila-real y de las poblaciones colindantes. En aquella época era distribuido en recipientes de barro o porcelana.

En 1978, en la Farmacia de la calle Borriol de Vila-real, el “ungüent del cremat” o también conocido como el “ungüent de Gil” pasa a comercializarse en cajitas de plástico y más tarde en tubo de metal, al poco tiempo pasó a ser envasado en tubos de plástico.

En 2013 nace en Vila-real, Laboratorio Becalm y su ya conocido “ungüent del cremat” empieza a comercializarse bajo la marca Cremat Ros Usó. Teníamos un objetivo claro: contener la pomada en un envase ideal que permitiera mantener la fórmula original con sus propiedades de una  manera segura, durable y fácil de utilizar para nuestros clientes, así es como pasa del tubo de plástico al formato actual del envase tipo “Airless”.

Conoce todos sus beneficios

Apasionados por el ejercicio de la profesión, las buenas prácticas de elaboración y la calidad, hemos ido comprobando que Cremat pomada además de reparar la piel dañada tiene otras muchas propiedades que hacen que sea el producto Ideal para todo fondo de botiquín que se precie.